Neuquén vestida de blanco

Tres centros de esquí y dos parques de nieve hacen de esta provincia una de las opciones más completas para disfrutar a pleno el invierno en familia o con amigos, entre bosques, cerros y volcanes.

Frío, sol y adrenalina se reúnen en el invierno de Neuquén, que se disfruta con todo en los centros de esquí y los parques de nieve, ideales para pasear en moto, descubrir paisajes caminando con raquetas o en trineos tirados por perros y vivenciar esquí y snowboard para todos los niveles y dificultades, entre el magnífico paisaje de bosques de araucarias y lengas.

En la base de los cerros, los visitantes retiran modernos equipos de esquí con la asesoría de expertos para estar cómodos y obtener la mejor performance. Una vez inmersos en la nieve polvo de la provincia, ya preparados para la primera subida que permite evaluar las condiciones de la bajada inaugural de las vacaciones, llega el inicio de un día en el cual se tratará de recorrer la mayor cantidad de pistas acorde a la dificultad que cada uno esté listo para afrontar, con la posibilidad de realizar esquí adaptado en el Cerro Chapelco. A medida que comienza el ascenso, el viento puro pega en la cara y desde la silla asombra el paisaje: se observan lagos, bosques y amantes del esquí que van y vienen, después de haber esperado este momento durante todo el año. Entonces sí, una clase o una travesía solitaria permiten deslizarse a toda velocidad o a los tumbos, lo importante es divertirse y desafiarse, ir trascendiendo metas en medio de ese manto blanco y vivir el paisaje desde adentro, pendiente abajo, todas las veces necesarias para saciar las ganas de aventura y mejorar la técnica, inspirados por profesionales que se desplazan con maestría.

Luego de una jornada agotadora, nada mejor que reponer energías con buenos platos regionales, acompañados de un vino caliente perfumado con clavo de olor que devuelve el alma al cuerpo. Mientras cae el sol, las pistas se tiñen de rojo y los esquiadores descienden con antorchas sembrando en los visitantes un recuerdo inolvidable.

La naturaleza y la adrenalina se fusionan para que cada viajero supere sus propias metas y comparta momentos en familia, en pareja o con amigos. Son tres centros de esquí -Chapelco, Cerro Bayo, Caviahue- y dos parques de nieve –Primeros Pinos y Batea Mahuida- en la provincia, que permiten vivir experiencias tan diversas como esquiar en la ladera de un volcán activo, hospedarse en pueblos de nieve enmarcados en áreas protegidas y emprender un paseo en trineo tirado por perros a toda velocidad. Cada opción es un recuerdo que nos llevaremos grabado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s